UN AÑO SIN EL COMANDANTE CHÁVEZ

Dentro de la campaña mundial “Por aquí pasó y en el pueblo se quedó” las organizaciones y colectivos firmantes de este manifiesto queremos hacer público nuestro reconocimiento y respeto a quien fue Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y Comandante de la “Revolución Bolivariana”, el compañero Hugo Rafael Chávez Frías cuando se cumple el primer aniversario de su fallecimiento.

Con Chávez se produce un cambio de ciento ochenta grados tanto en la República de Venezuela como en el ámbito Latino Americano y Caribeño: Nuestra América pasa de ser el “patio trasero” del Gran Hermano del Norte a consolidar su autodeterminación e independencia nacional. Sin Chávez es inconcebible el nacimiento de instituciones supranacionales de integración Latino-Americanas como UNASUR (Unión de Naciones Suramericanas) espacio integrado en lo político, social, cultural, económico, financiero, ambiental y de infraestructura, la ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América) que concentra sus esfuerzos en la superación de las desigualdades sociales, la CELAC (Comunidad de Estados Latino Americanos e Caribeños) que busca consolidar a Nuestra América como polo de referencia internacional. Cabe señalar el gran éxito del último encuentro realizado en La Habana donde se declara a América Latina y el Caribe territorio de paz, libre de armas nucleares y donde las diferencias entre los pueblos se resuelvan mediante el diálogo y las leyes internacionales, así mismo, se declara como política prioritaria el combate contra los desequilibrios sociales y el firme propósito de finalizar con la pobreza. Chávez, invicto electoralmente durante 15 años, es una pieza fundamental en el diseño de un mundo multipolar y pluricéntrico, y en la búsqueda de la Paz y el respeto entre los Pueblos.

Mientras en la Europa desarrollada y del “bien estar”, millones de trabajadores y trabajadoras son abocados al paro y la precariedad, y las políticas de la troika sitúan a 125 millones de europeos y europeas al borde de la pobreza (datos publicados por la agencia europea de estadísticas Eurostat), en la Venezuela chavista se están construyendo cientos de miles de viviendas para adjudicar a los más desfavorecidos. En colaboración con los médicos cubanos se lleva la sanidad a los lugares más recónditos de los barrios y las aldeas, se acaba con el analfabetismo, aumenta el número de pensionados en más del 400%. La Venezuela chavista tiene el salario base más alto de Latino América, construye decenas de universidades y aumenta en millones el número de universitarios y universitarias. Así podríamos seguir hasta rellenar muchas hojas (todos datos de organismos internacionales, como CEPAL, FAO, UNESCO, PNUD entre otros). Más allá de esto, destaca de la revolución bolivariana en Venezuela el proceso constituyente de la V República en el que participa el pueblo desde la base, donde la democracia se hace participativa y se empodera a las organizaciones populares, mas de dos mil consejos comunales que inciden directamente en las políticas del país.

 

Todo este legado tiene una estrella inconfundible: Hugo Chávez.

Es por todo esto que podemos decir con fuerza y firmeza: CHÁVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE.

Coordinadora Bolivariana Solidaridad Venezuela