BLOQUEO: LA GUERRA CONTRA CUBA (2006). Documental...

A raíz del anterior artículo, de Ricardo Alarcón de Quesada, nos vemos obligados a publicar el enlace de un interesante documental que explica en profundidad las terribles consecuencias que provocan las crueles e ilegales medidas del embargo estadounidense contra Cuba.   BLOQUEO: LA GUERRA CONTRA CUBA (2006) País: Argentina. Género: Documental. Dirección: Daniel Desaloms. Investigación: Carolina Silvestre       El Bloqueo contra Cuba tiene ya más de 51 años de existencia. Fue decretado formalmente  por John F. Kennedy en el mes de febrero de 1962, aunque las primeras restricciones comenzaron poco después de haber triunfado la Revolución Cubana, antes incluso de que Fidel Castro la declarase de carácter socialista, algo que sucedió el 16 de Abril de 1961, justo después de los bombardeos que precedieron a la derrotada invasión imperialista de Playa Girón. El documental “Bloqueo: la guerra contra Cuba”, dirigido por Daniel Desaloms y basado en la investigación periodística de Carolina Silvestre, busca la aclaración de diversas dudas que puede albergar la gente común acerca de estas medidas destinadas a debilitar la Revolución Cubana, cuyas dramáticas consecuencias sufre todo el pueblo cubano. El documental está estructurado básicamente en los testimonios de cinco altos funcionarios cubanos que, además de dar cuenta de los altos costos –económicos, financieros, comerciales y, en consecuencia, humanos– que sufre Cuba desde entonces,  aportan argumentos racionales que permiten entender lo injusto y cruel de esta problemática. También es otro ejemplo más de la enorme capacidad de resistencia del pueblo cubano y su Revolución, que durante tantos años ha conseguido sobreponerse, no solo a las duras medidas del embargo, sino también a las continuas agresiones de los Estados Unidos y la FNCA (organización fuertemente subvencionada que aglutina a la mafia cubana de Miami), que han incluído desde sabotajes hasta atentados terroristas y ataques biológicos contra la isla....

El bloqueo a Cuba y la providencia...

El actual Presidente persigue las transacciones cubanas con otros países y con bancos extranjeros con más saña que la mostrada por George W. Bush.     En su mensaje a la Nación el pasado 10 de septiembre el Presidente Obama puso énfasis en destacar la excepcionalidad de Estados Unidos: “lo que hace diferente a Estados Unidos, lo que lo hace excepcional”, según él, es que su país actúa “con humildad pero con decisión” ante las violaciones en cualquier parte. Sin vacilar, llegó a afirmar que “durante casi siete décadas, Estados Unidos ha sido sostén de la seguridad global… ha significado más que forjar acuerdos internacionales: ha significado asegurar que se apliquen”. Semejante idea la reiteró poco después ante la Asamblea General de la ONU en la inauguración de su Período de Sesiones del 2013. Se trata de una fórmula repetida antes por sus predecesores en la Casa Blanca y también por la generalidad de los políticos de su país. Al emplear esa retórica Obama no muestra, ciertamente, excepcionalidad. Es más de lo mismo. La idea de que la poderosa Nación es diferente a todas las demás, que supuestamente encarna valores superiores y que está destinada por el Ser Supremo a cumplir una misión divina está muy arraigada en la mente de las élites WASP (blancos, anglosajones, protestantes). Otros sectores suelen también creerlo pues desde Gramsci se sabe que en toda sociedad la cultura dominante es la cultura de las clases dominantes. Es una idea bastante vieja. De ella parece haberse burlado, más de un siglo atrás, Otto von Bismarck: “Dios tiene una providencia especial para los tontos, los borrachos y los Estados Unidos de América”. Pero también es una creencia muy peligrosa. Tanto que en su superioridad y excepcionalidad creían ciegamente quienes provocaron la...

Comprender la alternativa. Cuba es pueblo...

La revolución cubana representa la épica del espíritu revolucionario, encarna la determinación de un grupo de barbudos que prácticamente con la manos vacías derrocaron una dictadura al servicio de Estados Unidos. Cuba, dentro de la izquierda revolucionaria, interpreta la voluntad colectiva de oposición al imperialismo estadounidense, pero más allá de eso, para ciertos sectores no constituye una alternativa valida, cayendo incluso en el juego mediático de calificarla como una dictadura. Hemos interiorizado la manipulación que, unos medios de comunicación al servicio de unos intereses económicos determinados, se han encargado de difundir con esmero. Ocuparía una gran extensión el tratar de “explicar”, de desmentir todas las acusaciones que sobre Cuba se han dicho; represión a homosexuales, asesinato de disidentes políticos, falta de libertad de expresión, etc. Dada la coyuntura de “crisis” económica y de representación política actual hemos creído oportuno profundizar en el funcionamiento electoral en Cuba, en como son elegidos los representantes de la voluntad popular y como esta se materializa. El origen del actual sistema político cubano reside en la revolución popular autóctona que triunfó como insurrección armada el primero de enero de 1959. A partir de entonces se produjo la ruptura del estado burgués neocolonial y la disolución del aparato represivo utilizado por las clases dominantes con vistas a mantener el férreo control dictatorial sobre la gran mayoría de la población. Por primera vez en un país latinoamericano era relevado totalmente el ejército profesional por el ejército insurgente (Ejército Rebelde), lo que garantizó la recién lograda soberanía nacional y la defensa de las transformaciones revolucionarias. Simultáneamente a estos cambios, el Gobierno Revolucionario promulgó varias leyes de beneficio popular con el objetivo de redistribuir el ingreso nacional. El 17 de mayo de 1959 fue aprobada la primera ley de reforma agraria, la cual...