El peso de las cadenas (Documental)

El peso de las cadenas (The weight of chains) es un completísimo documental canadiense que adopta una mirada muy crítica con el rol que jugaron los Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN en el desmembramiento del, una vez pacífico y próspero, estado socialista de Yugoslavia. Desde primeros de los 90 los cascos azules de la ONU garantizan el “nuevo orden” de la antigua Yugoslavia Belgrado en llamas bajo las bombas de la OTAN en 1999. Objetivos “militares” que en realidad eran edificios residenciales e infraestructura civil (escuelas, hospitales…) transformados en “daños colaterales” por la prensa occidental. “Objetivos militares” de la “intervención humanitaria” de la OTAN de 1999 en Yugoslavia (Belgrado). Este impresionante documental señala a la injerencia occidental como “causa madre” de los diversos conflictos bélicos de los Balcanes en la década de los 90. Desvela los fines y los porqués de aparentes “operaciones humanitarias” como el envío de cascos azules de la ONU o la posterior agresión militar de la OTAN, señalándolas como citas en una agenda cuyo verdadero objetivo era poner fin a la última economía socialista que quedaba en Europa después de la Guerra Fría. Los estamentos bancarios supranancionales provocaron el colapso financiero y una profunda crisis económica en el país mientras EEUU y la UE pagaban, armaban y alentaban la voluntad secesionista, la rivalidad y el odio religioso entre los distintos pueblos yugoslavos. De este modo lograron su objetivo: Encender la chispa de las guerras que consiguieron dividir étnicamente y en pequeñas repúblicas inviables económicamente y dependientes de los grandes capitales extranjeros, a la poderosa y unida Republica Federal Socialista de Yugoslavia. Cuenta con imágenes de archivo nunca antes vistas y otras muchas ocultadas por los medios occidentales, que se dedicaron demonizar a los serbios, fabricando a lo largo de toda la década diversos escenarios en los que estos practicaban la limpieza étnica contra sus inocentes vecinos croatas, bosnios o albaneses, cuando la realidad era bien distinta. Una prueba es que, a día de hoy, Serbia es la única de las antiguas repúblicas balcanicas donde todavía convive en paz un alto porcentaje de gente procedente de las tres culturas y religiones de la antigua Yugoslavia. No ocurre así en ninguna de las demás. Cuenta con una impresionante lista de entrevistados entre los que se cuentan académicos, diplomáticos, personalidades de los medios de comunicación y ciudadanos comunes de la ex-república de Yugoslavia. Este film tambien presenta un lado positivo de la guerra, historias de gente ayudándose unos a otros mas allá de las etnias, historias de valentía y sacrificio personal, que nunca llegarían a las pantallas de las televisiones occidentales.   ENLACE AL DOCUMENTAL “EL PESO DE LAS CADENAS” CON SUBTÍTULOS EN CASTELLANO     Enlace a otro interesante documental al respecto. KOSOVO, TIERRA ROBADA  Dirección:  Václav Dvořák Producción:  Alesz Bednarz País: República Checa Año: 2008 Duración: 57 minutos Este excelente documental está prohibido en la Republica Checa porque dice la verdad sobre Kosovo. Representa el testimonio vivo de la verdad que los medios occidentales no quieren comunicar a la gente, para que no cambie su percepcion sobre la politica de OTAN y los paises occidentales en los Balcanes. Revela las estafas, las mentiras y la propaganda que usó la OTAN para justificar su agresión militar de 1999. Muestra como, a partir de entonces, la ciudadanía serbia de Kosovo vive en auténticos ghettos a causa de la brutal colonización albanesa, que ha generando la persecución y el desplazamiento de la población serbia y la destrucción de su patrimonio cultural histórico, en una provincia con una especial simbología identitaria para el pueblo serbio. Define con imágenes y testimonios lo que se puede considerar como el primer etnocidio y genocidio del nuevo milenio. Revela el desastre humanitario y la criminalidad de las acciones del ELK y las fuerzas de la OTAN. En definitiva, revela la verdadera cara de la globalización.  ...

Cuando los anarquistas saltaban el muro de Berlin para entrar en la RDA – Escapando del “mundo libre” Sep16

Cuando los anarquistas saltaban el muro de Berlin para entrar en la RDA – Escapando del “mundo libre”...

Corrían los últimos años de la “Guerra Fría” y era constante la insistencia de la prensa oficial en hacer públicos los supuestos numerosos casos de personas que huían del “infierno comunista“ de la Alemania Oriental. Entre toda esa información tendenciosa no tenían cabida el relato de sucesos como los que se exponen a continuación.   Saltando el muro de berlin para entrar en la RDA – Escapando del “mundo libre” El 1 de junio de 1988, más de doscientos jóvenes de la Alemania Occidental ocupaban una parcela de tierra cercana al Muro de Berlín que pertenecía al Estado alemán. Los políticos de la RFA proyectaban construir una colosal autopista que atravesase la ciudad, pasando por encima de estos terrenos. Los jóvenes que ocuparon esa parcela de tierra y la policía anti disturbios respondió de forma brutal, con gases lacrimógenos y tanques de agua. Tras varias horas de luchas por la zona, los jóvenes (pertenecientes a grupos ecologistas y anarquistas) escalaron el Muro buscando en la Alemania socialista refugio de las brutales agresiones de la policía de la Alemania del Oeste. Una publicación comunista llamada “Workers Vanguard” se hizo eco del suceso al que título irónicamente: Escape from the “free World” (Escapando del “mundo libre). Fue el “mundo al revés”, de acuerdo a la Deutsche Presse Agentur, principal agencia de noticias de la Alemania Occidental. En la madrugada del 1 de julio se produjo algo inusual,  alrededor de doscientos jóvenes trepaban el “Muro de Berlin” en dirección  al Berlin Oriental con el fin de escapar de un asalto brutal por la policía del “Occidente libre” ( Berlin Occidental ). Con vallas policiales, como escaleras improvisadas, consiguieron llegar a la parte superior de la pared, donde un joven ondeó la bandera de Alemania del Este en contestación...

Trigger massacre Ago26

Trigger massacre

Articulo para reflexionar sobre la manipulación mediática para allanar operaciones militares posteriores. Uno de los casos más flagrantes de manipulación propagandística para provocar el escenario de una trigger massacre, que resultó fallida. La fotografía publicada en BBC, pocas horas después de la supuesta masacre de Hula, el 25 de mayo de 2012. Muy pronto, su verdadero autor, el fotógrafo Marco di Lauro, la reivindicaba, denunciando que su trabajo se estaba utilizando contra el régimen de Siria. La fotografía real había sido tomada en la localidad de Al-Musayyib, al sur de Bagdad, Irak, el 27 de marzo de 2003. Los cadáveres, presumiblemente, eran víctimas de las fuerzas americanas. Por entonces, escribía Txente Rekondo: “La manipulación mediática, o la guerra de la información, también juega sus bazas. El bombardeo mediático que utilizan algunos medios occidentales, basados normalmente en “fuentes o reportaje sin confirmar” y en videos de youtube, está mostrando algunas brechas. Un ejemplo lo encontramos en torno a la llamada masacre de Houla. En un primer momento la BBC publica imágenes de decenas de civiles muertos, acusando de ello a las fuerzas gubernamentales sirias. Cuando se demuestra que las citadas imágenes pertenecían a un suceso del Iraq en 2003, las cosas comienzan a cambiar. Además, posteriormente se filtra que los autores de la masacre eran miembros del ELS y que los muertos eran partidarios del gobierno, esta “noticia” deja de interesar y desaparece de los citados medios” Trigger massacre: del inglés, “trigger” (gatillo) y “massacre” (masacre). Dícese de aquella matanza, ejecución sumaria o masacre, real, escenificada o inventada, destinada a provocar alguna forma de intervención internacional en un conflicto militar o “revolución blanca”. La trigger massacre puede haber sido planificada desde un principio por el bando interesado en atraer la intervención, bajo la forma de provocación, a fin...

Estados Unidos: A la conquista del Este (Revoluciones de colores) DOCUMENTAL (2005) Ago23

Estados Unidos: A la conquista del Este (Revoluciones de colores) DOCUMENTAL (2005)...

Interesante documental del 2005, que habla de las “revoluciones de colores” que tuvieron lugar en países del ámbito de la antigua URSS (aquellos que molestaban y que no cayeron con las “revoluciones de terciopelo”), y como con ingeniería social la oligarquía imperialista fue ganado referentes. Se diferencian muy muy poco (aunque los contextos geográficos y culturales son distintos) de la llamadas “primaveras árabes” de Egipto, Tunez, etc., y sobre todo  de Libia o Siria. Un documental que invita a la reflexión precisamente ahora que estamos viendo como evolucionan las “primaveras árabes”, y lo que han supuesto en cuanto a costes humanos y en cuanto a reordenamiento del tablero geoestratégico en favor del imperialismo.   Estados Unidos: A la conquista del Este (Revoluciones de colores) (2005) Este documental francés se centra en los movimientos juveniles que derrocaron gobiernos en países como Georgia, Ucrania, Serbia, Kirguistán y otros antiguos países socialistas de la Europa del Este, y muestra como, en sitios donde los partidos políticos estaban desprestigiados y los movimientos estudiantiles, financiados por entes estadounidenses como la NED, USAID, Fondo Nacional para la Democracia, el Instituto Republicano Internacional, el Instituto Demócrata Internacional, Freedom House, etc., les dieron apoyo que permitió derrocar a sus gobiernos. Las entrevistas y opiniones las dan, en muchos casos, los propios injerencistas y quienes trabajan para ellos, y no dudan en reconocer que todo es un proyecto estadounidense. Muestran cómo jóvenes de Serbia iban a otros países, como Ucrania, para explicarles cómo ellos lograron su “revolución” y cómo los ucranianos podrían lograr la suya. Gene Sharp y su libro “De la dictadura a la democracia” se convierte en pieza central, que explica cómo influir en la policía para evitar la represión. Desde trucos sencillos como enviar niños con comida a los policías o entregarles flores, hasta el comunicarse a los mandos medios para negociar con ellos y pedirles que disuelvan los cinturones de seguridad a cambio de perdonarles en el gobierno posterior: todo forma parte de buscar la forma de debilitar el poder del gobierno establecido para derribarlo. El millonario George Soros es otro de los financistas de estos movimientos. El documental entrevista a Bob Helvey, quien pasó 30 años en el gobierno estadounidense y ayudó a formar la oposición en Birmania y Serbia y explica algunas de las técnicas usadas para debilidar a gobiernos inconvenientes para Estados Unidos. Henvey trabajaba en el momento de hacerse el documental, en una fundación del senador John McCain dedicada a “llevar la democracia” a países de Europa oriental. “Uno de nuestros programas es para incentivar a la gente a ir a votar”, dijeron indicando que usaron conciertos de rock para incentivar a la juventud. Otras joyas que pueden verse en el documental son las reuniones de opositores de Bielorrusia siendo ayudados por georgianos, y el abierto reconocimiento de que el congreso estadounidense les ha aprobado millones de dólares en ayuda, que están por llegar. “Vamos a ayudarlos, les vamos a dar varias recetas para tomar el poder”, le explican los georgianos a los bielorrusos. La descarada sujeción de Mikhail Saakashvili, presidente de Georgia, a las autoridades estadounidenses, queda demostrada en el documental. Ante Bruce Jackson, ex oficial de inteligencia del Ministerio de Defensa estadounidense y presidente del Proyecto para las Democracias en Transición e hijo de un fundador de la CIA, el joven Saakashvili le pregunta nerviosamente cosas como “¿qué, dije algo malo?” y no deja de reunirse con él tras las sombras. Franelas en las paredes de una oficina del IIR del senador McCain con la lista de revoluciones de colores exitosas (en Georgia, Ucrania, Kirguistán y Moldovia) y las que, según ellos, “están por venir” (en Bielorrusia, Rusia, Azerbayán y Uzbekistán) se muestran abiertamente. A la oficina de Jackson en Bielorrusia incluso llegan jóvenes de la oposición rusa a Vladimir Putin a recibir “ayuda” de su oficina injerencista. Las jóvenes explican a la documentalista cómo progresan sus planes contra...

El genocidio de Camboya...

Este articulo no pretende defender a los Jemeres Rojos, ni legitimar un periodo de la historia en el que tuvieron lugar sucesos que siempre serán objeto de lamentación. En defensa del análisis científico, apostamos por la objetivad y la verdad, para de esta forma tener un correcto análisis histórico.  El propósito no es otro que el de aportar información adicional sobre unos acontecimientos concretos  y poner de manifiesto la magnitud de la manipulación mediática a la que estamos expuestos de forma diaria.  Una de las herramientas del poder es el control de información, nos corresponde por ello contrastar todo aquella información que provenga de estos medios de comunicación. Porque la verdad siempre es revolucionaria.   El genocidio camboyano Los que hablan y escriben sobre Camboya no saben nada porque las fuentes históricas son muy escasas, difíciles de encontrar y muy poco fiables, por no decir nada fiables. Pero hoy eso es posible porque se puede hablar del asunto sin necesidad de demostrar nada ni de elaborar ninguna clase de precisiones. Nadie va rebatir nada de lo que se pueda afirmar. En consecuencia, no es necesario investigar, ni preguntar, ni pensar siquiera; basta con repetir de memoria lo que escuchamos a cada paso. Incluso si alguien trata de matizar parece que quiere minimizar o justificar al régimen de Pol Pot. La prensa habla de millones de muertos en un país que sólo contaba con ocho millones de habitantes, de modo que -si fuera cierto- eso más bien parecería una guerra civil en la que unos se mataban a otros por las calles, porque ese tipo de crímenes masivos no son tan fáciles de cometer. En un momento en el que recortaban las partidas presupuestarias destinadas a la investigación, Clinton destinó millones de dólares para la realización...

Millones de muertos: de Hitler y Hearst a Conquest y Solzjenitsyn...

Interesante y muy documentado estudio que invita a preguntarse en qué medida han influido en el discurso de las diversas izquierdas mundiales las multimillonarias campañas de mentiras, descrédito y demonización que el sistema capitalista ha financiado para atacar ideológicamente a los sistemas socialistas ortodoxos del siglo XX desde antes de la II Guerra Mundial. El hegemonía mediática burguesa en el mundo capitalista, junto con los interminables fondos destinados a la edición de material de propaganda anticomunista, ha dado pie a la publicación de infinidad de noticias, documentales, libros, películas, etc,… que han contribuido a evitar la propagación de las ideas socialistas en el tiempo. Desde antes del III Reich ya se trataba de relacionar al socialismo de forma indivisible con el hambre, la pobreza, el autoritarismo o el genocidio. Tras la capitulación de Reims, el uso de la dicotomía “Hitler-Stalin” ha sido la principal artimaña de Occidente para intentar mostrar al sistema bipartidista burgués y  la economía de libre mercado como paradigmas de la justicia y la democracia mundial. Estos “fabricantes de mentiras” siempre han tratado de ocultar en sus relatos que fue el Ejército Rojo el que barrió a la Wehrmacht de Hitler desde Stalingrado hasta Berlín propiciando su derrota. Tampoco les gusta recordar que fue durante el mandato de Stalin cuando el socialismo se extendió por media Europa, pero para evitar su contagio se tuvieron que inventar las mil y una historias macabras sobre su periodo de mandato. Había que demonizar al lider georgiano a nivel mundial por la amenaza que representaban sus políticas para las viejas estructuras tradicionales. Al final del periodo de entreguerras comenzaron a dar forma a su “leyenda negra” hinchando cifras de presos, detenidos o represaliados e inventando hambrunas y matanzas. Algo que han seguido haciendo y sofisticando hasta nuestros días para evitar el auge ideológico de las ideas socialistas.   En 1989, ya en plena Perestroika, la apertura de los archivos de la URSS por parte de Gorbachov dejó en evidencia la cantidad de mentiras vertidas en el tiempo por los voceros occidentales al respecto de aquellos años. No obstante, la nula amplificación de estos datos y de los diversos estudios sobre estos archivos han propiciado el afianzamiento de aquel discurso falaz en el imaginario colectivo. Y lo que es peor, en gran parte de la izquierda mundial, que ni se plantea cuestionar los relatos de la oficialidad occidental y trata este tema como un tabú casi moralista. Yéndonos mucho más lejos del simplismo infantil que representa la veneración o el odio hacia la figura de Stalin y, tratando de adquirir una perspectiva realista de los errores y aciertos de entonces para el análisis de las luchas de hoy, es el momento de hacer otra revisión más de esa historia que nos han contado los opresores y explotadores del ser humano a nivel mundial. Los datos de los archivos dan bastante que pensar, aunque no menos que el interés de los historiadores liberales por tratar de ocultarlos. Lean y juzguen ustedes mismos.   La historia de los supuestos millones de presos y muertos en los campos de trabajo y los muertos por el hambre en la Unión Soviética en los tiempos de Stalin.   En el mundo en que vivimos, ¿quién escapa de las terribles historias de muertes y supuestos asesinatos en los Gulag, campos de trabajo de la URSS? ¿Quién logra escapar de las historias de millones de muertos por el hambre y de los millones de opositores ejecutados en la Unión Soviética en los tiempos de Stalin? En el mundo capitalista se repiten infinitamente estas historias en los libros, en los periódicos, en las radios, la televisión, en el cine y el mito decenas de millones de víctimas que el socialismo habría causado, han crecido ilimitadamente en los últimos 50 años. Pero en realidad ¿de dónde provienen estas historias y cifras? ¿Quienes están detrás de todo esto?  Y otra pregunta: ¿qué hay de verdad en éstas historias? Por...