Quintuple lección de medio siglo de lucha de FARC-EP...

Una de las lecciones de las FARC-EP es precisamente esta, que se inscribe de lleno en esa heroica y larga lucha contra todas las opresiones Marx y Engels hablaron una vez de que el movimiento revolucionario quería y debía «conquistar el cielo por asalto». La humanidad oprimida lo había intentado muchas veces antes de que los dos amigos escribieran esas palabras, lo intentó también mientras que estuvieron vivos, y lo ha seguido intentando desde su muerte hasta ahora. Una de las lecciones de las FARC-EP es precisamente esta, que se inscribe de lleno en esa heroica y larga lucha contra todas las opresiones, explotaciones y dominaciones. Cuando decimos que lucha contra todas las formas de injusticia nos referimos a la segunda lección que nos aporta el medio siglo de existencia de las FARC-EP: no se trata de una resistencia parcial aunque válida, ceñida a la recuperación de derechos democrático-radicales aplastados por la burguesía. Esto es cierto, pero es mucho más que esto: es una praxis global, total, que se enfrenta a todas las manifestaciones del imperialismo en su criminal forma presente. Así, vemos que en los territorios liberados se prefigura la base de una futura sociedad socialista, antipatriarcal, fusionada con la naturaleza, que tiende a la unificación del trabajo intelectual y manual, que pugna contra la opresión étnica y nacional, que elabora otra cultura basada en la producción y administración colectiva de los valores de uso, etcétera. La prefiguración del futuro en el presente en la medida de lo posible es las peores condiciones imaginables, es una de las tareas sin las cuales nunca tomaremos el cielo por asalto. Y aquí radica la tercera lección de las FARC-EP: además de en los territorios liberados también hay que intentarlo en las grandes conurbaciones populares azotadas...

Colombia: Guerrilla rechazó condiciones del gobierno...

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) considera inaceptables las condiciones impuestas por Juan Manuel Santos para iniciar las conversaciones de paz conjuntas. Desde finales del año pasado, en La Habana, el gobierno colombiano negocia en el mismo sentido con la otra guerrilla en activo del país, las FARC-EP .   La guerrilla del ELN rechazó las condiciones impuestas por el gobierno colombiano para entablar negociaciones en busca de la paz en una carta abierta publicada hoy en Internet y dirigida al presidente Juan Manuel Santos. El mandatario afirmó la semana pasada que iniciará un proceso de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) si ese grupo libera a todas las personas que tiene secuestradas, que serían alrededor de 20, según una organización no gubernamental que lucha contra el secuestro. En un pronunciamiento publicado en su página de Internet “Voces de Colombia”, el máximo jefe del ELN, Nicolás Rodríguez, alias “Gabino”, rechazó las palabras de Santos y recordó que el propio gobierno protagoniza negociaciones en medio del conflicto con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). “Fue el gobierno, quien de manera expresa y pública, definió que se dialogaría (con las FARC) en medio del conflicto, mientras seguiría desarrollando sus operaciones militares, argumentando que un cese de fuegos beneficiaría a la insurgencia. Si es así, ¿por qué ahora condicionar el diálogo ante determinado accionar insurgente? ¿No podríamos nosotros usar ese mismo recurso para poner condiciones?”, se preguntó la organización. “Si de ello se trata, el ELN tendría igualmente muchos condicionantes, por ejemplo: que aparezcan los desaparecidos por los agentes del Estado, que se den las garantías para que retornen a los lugares de origen los más de cinco millones de desplazados, que se haga justicia con los responsables intelectuales y materiales de los mal llamados ‘falsos positivos’ (ejecuciones) y que mejoren las condiciones carcelarias de los prisioneros políticos y de conciencia”, añadió el mensaje. Santos ha hecho énfasis en que entre los secuestrados que deben ser liberados tiene que estar un geólogo canadiense tomado como rehén en enero pasado en una incursión del ELN en el campamento de una empresa minera en el norte del país. El ELN señaló que está dispuesto a liberar al extranjero si la empresa canadiense para la cual trabaja renuncia a la explotación de oro en esa zona del país a favor de mineros artesanales. “Usted, señor presidente, ha impuesto la fórmula del diálogo en medio del conflicto, realidad que hemos aceptado. No obstante, seguimos dispuestos a continuar los esfuerzos para que se adelanten los diálogos de paz. Usted sabe que es así, señor presidente”, concluyó el grupo. El ELN liberó el jueves pasado a un militar que había secuestrado en mayo pasado, lo que fue catalogado por Santos como un gesto “en la dirección correcta” para un eventual proceso de paz. Las FARC, que protagonizan desde finales del año pasado en Cuba un proceso de paz con el gobierno, han afirmado que respaldan la posibilidad de que el ELN también entable negociaciones en busca de un acuerdo. Los dos grupos guerrilleros surgieron en 1964 y han protagonizado en el pasado fracasados procesos de paz con diversos gobiernos. Las FARC tienen unos 9.000 miembros y el ELN cerca de 2.000. por Cubadebate...