Donbass, revolución, reacción y baby boom Ago11

Donbass, revolución, reacción y baby boom...

En las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk se dibujan tendencias políticas enfrentadas. Al mismo tiempo se espera una escalada del conflicto para mediados de agosto. La guerra se acelera y el catalizador de la misma no está en Minsk, sino en Gorlovka y Pervomaisk, objetivos habituales de la artillería ucraniana.   Lugansk. Lugansk.     Alchevsk y la brigada Prizrak de Mozgovoy La industria metalúrgica ha echado a andar de Nuevo en Alchevsk, la producción va a Ucrania, y por acuerdos informales Ucrania no bombardea Alchevsk. Alchevsk se parece a la aldea de Asterix. No se ha integrado en las estructuras de la Republica de Lugansk, aunque colabora con ella. “Nos dan dinero para la mitad del ejército, que ha pasado a llamarse policía. La otra mitad pueden considerarse milicias… y aunque nos repartimos los sueldos de esa mitad entre todos, es difícil abastecerse con un presupuesto determinado para la mitad de la plantilla real”, nos cuenta el comandante del destacamento comunista. En la pared del cuartel una nota recuerda a Mozgovoy, asesinado el 23 de mayo. Reza que la brigada Prizrak puso orden en Alchevsk, donde reinaban 5 grupos criminales que se hacían pasar por milicianos. En el panfleto se acusa a Nikolay Boyko, ministro de construcción de Lugansk y primer “alcalde popular” de Alchevsk, de ser uno de los jefes criminales de la ciudad. Verdad o mentira, el panfleto es reflejo de la lucha entre reacción y revolución, no exenta de conspiraciones y revanchas personales. “Desde que mataron a Mozgovoy las condiciones materiales han empeorado… los funcionarios de Lugansk se reparten la ayuda humanitaria que envía Rusia… la mujer de Plotnitsky ha abierto tiendas de alimentación… no nos llega nada” se queja una jubilada en la calle. En una entrevista reciente...

Una guerra para enriquecer a la oligarquía Jun02

Una guerra para enriquecer a la oligarquía...

En su presentación de Mikhail Saakashvili como gobernador de la región de Odessa, Petro Poroshenko volvía a insistir, como lo ha hecho desde antes incluso de convertirse en presidente, en la necesidad de acabar con el poder de la oligarquía. Pero la realidad no se corresponde con sus palabras: el propio Poroshenko ha visto cómo su riqueza aumentaba considerablemente este año. El papel de los oligarcas en la economía y en la política ucraniana sigue siendo importante.   El golpe de Estado de 2014 en Kiev no tenía como objetivo servir a los intereses de la población sino beneficiar a los grandes actores geopolíticos y a los oligarcas. Los primeros querían iniciar una ofensiva contra Rusia, mientras que los segundos querían aprovecharse de la inestabilidad y buscar beneficios para sus empresas. Algunos oligarcas, especialmente los cercanos a Yanukovich, han sufrido pérdidas como resultado de la ruptura de relaciones económicas con Rusia, la pérdida de control de empresas y la devastación de la guerra. La ingeniería, la metalurgia y las minas de carbón han sido los sectores más afectados. Rinat Akhmetov, hasta entonces el hombre más rico de Ucrania, vio su cómo su fortuna se quedaba a la mitad, pero tenía suficiente influencia en Kiev para conseguir que sus empresas en Donbass sufrieran mínimos daños. Las fuerzas de Novorrusia pudieron destruirlas, pero no lo hicieron. En septiembre de 2014 no atacaron la ciudad portuaria de Mariupol, que Akhmetov utiliza para exportar metales a Europa. Forbes cifró su fortuna en $6.900 millones. Pero los combates no fueron la única razón de sus pérdidas. Los precios del acero han caído a nivel mundial. Viktor Pinchuk, yerno de Leonid Kuchma, ha perdido mucho. Su producción se centra en tuberías y raíles de ferrocarril. Su fábrica ferroviaria de Stakhanov...

Entrevista con Yuri Nikolaevich Jojlov Feb27

Entrevista con Yuri Nikolaevich Jojlov...

Yuri, del partido comunista y de los de Gerardo Iglesias, tras las elecciones parlamentarias de la República Popular de Lugansk cedió su antiguo puesto de diputado. No se aferró al sillón, reapareció por sorpresa en el frente. Nos recibe de nuevo (entrevista de agosto de 2014) con entusiasmo, pero parece cansado y la vida militar pesa en sus años, el trabajo en la mina le condecoró con una cojera crónica, pero tiene muchas cosas que enseñar a los jóvenes que se alistan, hizo la mili en los blindados que ahora utilizan las milicias. ¿No es peligrosos ir a la guerra con tanques tan antiguos? Bueno, lo sería si ellos tuviesen algo más moderno… les han llegado algunas armas occidentales, pero en gran medida, seguimos matándonos con lo que teníamos hace 20 años. Mas que los años le pesa la desolación… “en el 2003 hicimos un piquete con el colectivo de esta mina. Queriamos que nos construyeran un puente sobre la vía. El de aquel tiempo era el puente provisional que puso el Ejército Rojo en el 43 cuando liberó Zorinsk. Reinaba el escepticismo, pero estábamos dispuestos a ir a Lugansk andando. No hizo falta, nos construyeron el puente. Fue algo más que una victoria, tomamos conciencia de nuestra fuerza”. Ver todo eso destruido le pesa en el alma. Nació, estudió, trabajó y militó en esta tierra. “Me invitaron a quedarme una y mil veces en el gobierno, en el tema de la ayuda humanitaria… pero hagas lo que hagas con eso, van a decir que estás robando”. Cohetes grad pasan por encima de nuestras cabezas hacia las posiciones de Kiev… “ayer mandamos una delegación y les ofrecimos rendirse, dijeron que tenían que pensar, eso les ayudará a pensar”, dice apenado. Es una enciclopedia viva,...

Lugansk, catástrofe humanitaria. Feb27

Lugansk, catástrofe humanitaria....

Una semana antes de la tregua (15 de febrero), Lugansk comenzó a recibir fuego esporádico de la artillería ucraniana, que siguen conservando las posiciones de Scshastie y Stanitsa Luganskaya, a unos 15 km de la capital. Tres personas murieron, y aunque los destrozos no alcanzaron la intensidad de agosto, el pánico se adueñó de la ciudad.     La central térmica de Schshastie recibe carbón de Lugansk y Lugansk recibe electricidad de la central. Hasta la reanudación de los combates a mediados de enero, a los comercios de Lugansk llegaban alimentos del otro lado del frente, y aunque eso daba cierta aparIencia de normalidad, la situación humanitaria sigue siendo preocupante: faltan alimentos Emilie es la responsable de Médicos sin Fronteras en Lugansk, nos cuenta que están aquí desde el principio del conflicto y a los dos lados del frente, lo que les permite comprar medicamentos en el otro lado del frente y traerlos aquí. En el otro lado trabajan con equipos de psicólogos para los afectados por la guerra y en los lugares más desfavorecidos, como orfanatos. Trabajan siempre dentro de las estructuras del ministerio de salud, e intentan llegar allá donde no llega el estado de la joven república, que es mucha cancha. En Lugansk cuentan con 3 médicos y 4 psicólogos extranjeros, además de otros titulados locales y 22 personas que trabajan en la oficina de la organización, cuya misión aquí pretende ampliar. Las necesidades inmediatas a cubrir están relacionadas con los traumas físicos y psicológicos de la guerra y el déficit de infraestructuras y medicamentos, que afecta principalmente a los sectores más vulnerables: ancianos, niños y gente con enfermedades crónicas, cuyos tratamientos se han visto interrumpidos por el bloqueo. Dicen no haberse encontrado con casos de desnutrición, aunque no descartan que...

Declaración del Sindicato Independiente de Mineros de Donetsk...

“Ayúdennos a romper el bastión del fascismo en Ucrania” El secretario general del Sindicato Independiente de mineros de Donetsk hace un llamamiento a los mineros, la clase trabajadora y el antifascismo mundial en nombre del pueblo minero del Donbass.     Hoy como ayer: Los mineros del Donbass en armas contra el fascismo El Donbass necesita de toda nuestra solidaridad internacionalista. Juramento de las Milicias Populares antifascistas en Donetsk.   Declaración del Sindicato Independiente de Mineros de Donetsk    Hermanos mineros, obreros de Europa y el mundo: Tenemos que explicaros el verdadero estado de las cosas en el Donbass. La imagen real de lo que está sucediendo ha sido mal interpretada o silenciada por los medios de comunicación europeos. Entendemos que puede que no resulte fácil llegar a las conclusiones correctas, y por lo tanto, declaramos que nosotros —los mineros— nos vemos obligados a luchar con las armas en la mano por el bien de nuestras vidas, en nombre de la supervivencia de nuestra gente. Nuestro interés en esta confrontación es uno: poner fin al derramamiento de sangre. El fin de la guerra será el juicio de los criminales que la comenzaron. No podemos renunciar a eso porque significaría nuestra destrucción moral y física completa. Desde el principio, el “Euromaidan” ha estado bajo el control de la gran burguesía: oligarcas ucranianos y sus amos extranjeros. En febrero de este año hubo un golpe de Estado en Ucrania con la participación activa de las organizaciones neonazis.  En respuesta a esto se produjo un movimiento de protesta en el sureste del país, que en un principio defendía consignas sencillas, como la federalización y el ruso como segunda lengua estatal. Pero esto fue contestado con el terror desde el poder. En el Donbass hay una verdadera guerra...