¿De dónde salen Al Qaeda, ISIS o Pravy Sektor? Jul20

¿De dónde salen Al Qaeda, ISIS o Pravy Sektor?...

En la madrugada del 18 al 19 de julio Donetsk sufrió los bombardeos más intensos desde enero. La artillería ucraniana acabó con la vida de dos civiles y dejó varios heridos. Estos bombardeos son habituales en Gorlovka y otras ciudades del frente y a pesar de ausencia relativa de maquinaria pesada en el frente, los combates y las escaramuzas continúan ¿No va siendo hora de aclarar lo que ocurre? Los sucesos de Mukáchevo (El Mundo, 14 de julio) trajeron a la prensa nacional algo de luz sobre la guerra civil en Ucrania, donde el Pravy Sektor controlaba el contrabando de tabaco, alcohol y madera hacia la Unión Europea. En el mismo artículo también se reconoce la existencia de “mercenarios pagados por empresarios de la zona” que se “adornan con simbología nazi”. Por empresarios de la zona yo entiendo Igor Kolomoisky, dueño de un imperio mediático y financiero, cuya punta de iceberg es Privatbank, con tres sedes en España. Por mercenarios y Pravy Sektor entiendo fascismo, que fue clave para la imposición de un régimen reaccionario en Ucrania. Cabe recordar, que desde el principio de esta historia Pravy Sektor es un grupo proscrito en Rusia, como Kolomoisky. Sin embargo nuestro sanciones se dirigen a Rusia, quizá para “hacer aullar su economía” (Nixon sobre el Chile de Allende) y porque “Poroshenko es nuestro hijo de puta” (Roosvelt sobre Somoza). Tirando de hemeroteca: “Ucrania, el país regido por el régimen más corrupto del mundo” publicado por The Guardian; “el Consejo de Europa critica a Kiev por las investigaciones sobre el Maidán”, sobre las víctimas de los francotiradores en la plaza de Kiev el año pasado; o los crímenes políticos y los intentos de borrarlos… queda claro que hemos convertido (nosotros, Occidente) a Ucrania en un régimen fascista...

¿Qué tienen en común las guerras de Ucrania, Gaza, Irak, Siria y Libia?...

Alfredo Jalife, especialista mexicano en geopolítica, estima que la simultaneidad  de los acontecimientos explica el significado de estos: después de anunciar la creación de una institución alternativa al Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial –y por ende al dólar– Rusia está teniendo que enfrentar simultáneamente la acusación de haber destruido en pleno vuelo el avión de pasajeros de la Malaysian Airlines, el ataque de Israel contra la franja de Gaza –perpetrado con la complicidad de los servicios de inteligencia militares de Estados Unidos y Gran Bretaña–, el caos en Libia y la ofensiva del Emirato Islámico en el Levante. Además, en cada uno de esos teatros de operaciones, los combates giran alrededor del control de los hidrocarburos, cuyo mercado funcionaba –hasta ahora– única y exclusivamente en dólares.     Los cronogramas, organigramas, infogramas y genealogías son seminales para el análisis geopolítico. Dos días antes del misterioso y letal misil que derribó en el cielo tempestuoso ucraniano el avión de Malaysia Airlines –como todo lo recóndito que ha ocurrido con sus dos recientes vuelos–, fue clausurada la histórica VI cumbre del BRICS y su conexión con UNASUR, donde concurrieron notablemente Colombia y Perú [1]. Un día antes del misil letal, Obama elevó la puja de las sanciones contra Rusia y su binomio inextricable de la banca y los energéticos. “Coincidiendo” el mismo día con el letal misil misterioso en los cielos de Ucrania, «Netanyahu, jefe de un Estado nuclear, ordenaba a su ejército invadir la franja de Gaza»: apreciación sugerente de Fidel Castro, quien en su filípica acusa de «provocación insólita» al gobierno golpista de Ucrania bajo la férula de Estados Unidos [2]. ¿Qué sabrá perturbadoramente el caribeño viejo zorro de mil batallas? Mientras el misil misterioso derribaba el vuelo de Malaysia Airlines, el Estado racista/paria/apartheid de Israel invadía la franja de Gaza,...

TERROR FASCISTA EN UCRANIA

MARQUETALIA.ORG os presenta un nuevo artículo de análisis sobre la actualidad de Ucrania escrito por Ganna Goncharova,  la protagonista de nuestra anterior entrevista,  en colaboración con su marido Alberto Montaner Frutos, conocido escritor y catedrático de la Universidad de Zaragoza.   TERROR FASCISTA EN UCRANIA Por Ganna Goncharova y Alberto Montaner.   En nuestra primera entrevista publicada el pasado 16 de abril en Marquetalia.org, señalamos que según iban las cosas, “el escenario más probable no es una guerra civil [en Ucrania], sino un genocidio perpetrado contra las minorías étnicas, con las potencias extranjeras (incluida Rusia) silbando mientras miran para otro lado”. Por desgracia, esta previsión se está viendo confirmada por los sucesos desatados el pasado 2 de mayo. Nuestro objetivo en estas líneas es dar la información más precisa posible sobre lo que realmente está ocurriendo en las regiones contrainsurgentes de Ucrania (entendiendo por tal las que se oponen a la insurgencia del Maidán y su gobierno golpista) y denunciar ante la opinión pública y, en particular, los lectores concienciados la desinformación que, como ocurre desde el principio de la crisis ucraniana, se está produciendo en Occidente.     Comenzaremos por contestar a la intervención de los representantes de varios países europeos ante la asamblea de la ONU en su sesión del mismo día 2 de mayo, quienes acusaron a los activistas del Donbás de “aterrorizar a la población civil” y de ser tropas rusas infiltradas apoyadas por “unos pocos manifestantes”. Es difícil estar peor informado o ser más mendaz, porque la resistencia del Donbás, a cuyos integrantes allí se denomina “voluntarios” (opolchentsy) está integrada, justamente, por esa misma población civil y cualquiera que posea información de primera mano sabe que el único terror que tienen los habitantes del Donbás es a la llegada de las milicias neonazis del Pravyĭ Séktor o a la de su versión oficializada, la Guardia Nacional. En cuanto a la presencia del ejército ruso, recordaremos simplemente que incluso el almirante finlandés Georgij Alafuzoff, exjefe de la inteligencia militar de Finlandia y director de la Dirección de Inteligencia del Estado Mayor de la Unión Europea, ha reconocido el pasado 15 de abril que la considera “improbable” y, hasta donde nosotros sabemos, salvo quizá en Slaviansk, inexistente.   “Terrorismo” y doble rasero Las airadas protestas de Occidente, que a menudo rayan en lo esperpéntico, no hacen sino poner de manifiesto el doble rasero que, según lo habitual en política y más en la internacional, se está aplicando en este caso. Uno se pregunta en qué se diferencia la toma de edificios públicos, el establecimiento de barricadas o la apropiación de armas de la policía en el Maidán, donde se aplaudía, y en las regiones sudoccidentales (que nos negamos a calificar tendenciosamente de “prorrusas”), donde se condena sin paliativos. Los primeros, pese a haber empleado cócteles molotov desde enero del presente año, lo que no han hecho todavía los contrainsurgentes, y más tarde armas de fuego, han sido alentados y aplaudidos en todo momento desde Occidente. Los segundos, que solo han reaccionado tras el golpe de estado en Kíev y que no han empleado, hasta el momento, el mortífero combinado, son tachados de terroristas y se azuza contra ellos a las fuerzas armadas ucranianas y a la opinión pública occidental. En resumen, los medios y las circunstancias que condicionan su empleo resultan irrelevantes con tal de que los fines sean los que convienen a la parte interesada, en este caso el eje Berlín-Washington. Respecto de las atribuciones de terrorismo, hay que salir igualmente al paso de las declaraciones del actual Ministro del Interior ucraniano, Arsén Avákov, quien, en las redes sociales, ha señalado que “Han dado órdenes a un grupo terrorista de vestirse de negro y de disparar a matar contra civiles, imitando las acciones de la milicia ucraniana. Pido a los ciudadanos de Kramatorsk y Slaviansk que no salgan a la calle y he dado orden a los...

BUCEANDO EN LA CRISIS POLÍTICA DE UCRANIA. Entrevista con Ganna Goncharova....

MARQUETALIA.org  ha tenido el placer de entrevistar a Ganna Goncharova,  una socialista ucraniana afincada en Zaragoza con la que hemos podido profundizar sobre la crisis política que vive su país. Ganna nació en Kramatorsk (región del Donbás) en 1972 en una familia de miembros del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS). Su abuelo materno y su padre dirigían sendas organizaciones del Partido en las universidades donde trabajaban como profesores. Fue miembro del Komsomol desde 1986 hasta 1991. Hizo la doble licenciatura en ingeniería y economía en la Academia Estatal de Ingeniería del Donbás y luego obtuvo el máster en Dirección de Empresas. Durante un tiempo trabajó como gestora económica en diversos puestos de la administración pública ucraniana, en particular como auditora estatal de cuentas. Más tarde se incorporó a la empresa privada y trabajó como directora financiera de una estación eléctrica y una empresa de distribución de energía eléctrica. En 2009 se casó con Alberto Montaner Frutos, profesor de la Universidad de Zaragoza y se vino a vivir  al Estado Español. Ganna, gran conocedora de la realidad política de su país,  ha contestado de forma muy didáctica a las preguntas planteadas en esta entrevista que os dejamos a continuación.       ENTREVISTA A GANNA GONCHAROVA. CRISIS POLÍTICA EN UCRANIA El mundo ha sido testigo de las espectaculares imágenes difundidas acerca de todo lo acontecido estos últimos meses en Ucrania. El foco de las noticias apuntó primero hacia el Maidán – la Plaza de la Independencia en Kíev-, después hacia Crimea y ahora hacia Donetsk, Járkov, Odessa y el resto de las regiones del sureste ucraniano.      (Marquetalia.org) Se pudieron observar multitud de imágenes de grupos fascistas en los disturbios de Maidán y partidos ultraderechistas como Svoboda y Pravy Sektor se revelaron como actores claves en las protestas. ¿Cuál ha sido su papel exacto? ¿Estaban desde el principio? Cuéntanos un poco cómo se inició todo. (Ganna G.): Las concentraciones empezaron sin los nacionalistas de ultraderecha, aunque sí había nacionalistas desde el principio. Se iniciaron espontáneamente cuando la gente quedó a través de las redes sociales en el Maidán para expresar su desacuerdo con la decisión del gobierno de suspender las negociaciones sobre la asociación de Ucrania a la Unión Europea. Las negociaciones se han venido desarrollando desde hace mucho. Sin embargo, mientras estuvo el gobierno de Yúshenko, que todo el rato estropeaba las relaciones con Rusia, a la UE no le importaba mucho el resultado de estas negociaciones ni tenía mayor interés en que avanzasen y mucho menos en exigir de su títere Yúshenko la firma de cualquier documento al respecto, dado que eran conscientes de que el cumplimiento de las condiciones que ofrecía y sigue ofreciendo Europa llevarán al estado ucraniano a la ruina definitiva y lo convertirán en una colonia alemana, contando con que, incluso a día de hoy, Alemania es el mayor inversor de la economía ucraniana después de los mismos oligarcas ucranianos. Sin embargo, cuando Yanukóvich ganó las elecciones de 2012, y bajo su disparatada dirección, el país llegó al borde de la quiebra, Occidente se vio amenazado con el posible acercamiento de Ucrania a Rusia, a base de posible ayuda financiera, una rebaja en el precio del gas y otras ventajas económicas que Europa ni quiere ni puede ofrecer (o al menos prometer). Entonces empezaron a efectuar una gran presión sobre Yanukóvich forzando la conclusión de los acuerdos. Dado que el corrupto gobierno ucraniano se ha desacostumbrado desde hace mucho a contar con la opinión pública, llegando en algunas ocasiones a llamar en privado al pueblo ucraniano “el ganado”, jamás se molestaron en hacer públicas las cláusulas del acuerdo de la Unión Europea, ni siquiera en hacer una traducción provisional al ucraniano o a otra lengua que pudiese ser entendida por la mayoría de la población ucraniana (es decir, al ruso). En consecuencia, toda la gente que simpatizaba con la idea de la unión (en...