Elección democrática en Siria Abr29

Elección democrática en Siria...

Mientras los países miembros de la OTAN y del Consejo de Cooperación del Golfo persisten en presentar Siria como una dictadura, el Estado sirio sigue adelante con sus reformas. A pesar de la guerra que sigue devastando parte del país, el pueblo ha sido convocado a participar el 3 de junio en la elección que le permitirá escoger el presidente de la República Árabe Siria. Damasco hace todo lo posible por organizar una elección democrática e irreprochable mientras que sus agresores ordenan a sus medios de prensa limitar al máximo la cobertura del escrutinio y a los yihadistas que se esfuercen –también al máximo– por sabotearlo. La adopción de un nuevo Código Electoral por los diputados del Consejo del Pueblo Sirio [parlamento] ha hundido a las potencias de la OTAN y del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en un estado de histeria. Incluso antes de su aprobación, Lakhdar Brahimi ya presentaba a la Asamblea General de la ONU –el 14 de marzo– su versión personal del fracaso de las negociaciones de Ginebra 2. Y terminó su intervención declarando: «Tengo las más serias dudas sobre el hecho que la elección presidencial y otro mandato de 7 años para el presidente Bachar al Assad pongan término a los sufrimientos intolerables del pueblo sirio, detengan la destrucción del país y restablezcan la armonía y la confianza mutua en la región.» [1]. ¿Qué mosca ha picado al representante especial de Ban Ki-moon y de Nabil al-Araby? Por un lado, consideró como un hecho la elección de Bachar al-Assad, cuando este último ni siquiera ha decidido todavía si presenta o no su candidatura. Por otro lado, ¿quién le dijo que la elección presidencial iba a determinar el resultado de la guerra? Lo que sucede es que para Lakhdar...

A DOS AÑOS DEL ASESINATO DEL CORONEL GADDAFI A MANOS DE LA “REBELIÓN” DE LA OTAN: EN LA BOLSA DE...

En la Bolsa de Chicago -la Bolsa del hambre- brindan con champán francés. Mis condolencias, pues la muerte del Coronel Gaddafi es una pésima triste noticia para todos los anti-imperialistas del mundo y para los Pueblos oprimidos. Su gran error, haber renunciado a profundizar en el desarrollo de las Fuerzas Productivas y en el desarrollo de la soberanía alimentaria. Su viejo pliegue al revisionismo soviético en lo que respecta a los intercambios mercantiles, dejó a Libia en alerta de orfandad tras el desmantelamiento del social-imperialismo. Habría sido ése un gran momento para acometer un cambio drástico de Línea, pero en lugar de ello Gaddafi perseveró en la especialización petrolera y, con ella, en la dependencia comercial esta vez amarrado a nuevos Tiburones pero siempre padeciendo la misma Ley objetiva capitalista: la Ley de los intercambios desiguales entre países exportadores de Capital Circulante y países propietarios de las mercancías que contienen el Valor de ese Capital + el Valor añadido por la explotación industrial del proletariado. Cuando hace unos cinco años un enjambre de grandes inversores empezó a saltar desde sus sectores bursátiles embozados hacia las cotizaciones alimentarias y agro-industriales, tanto la especulación nutrida al calor de la subida de precios accionariales, como la compra/secuestro de cosechas anuales a países dependientes, fueron dos procesos que dispararon los precios en el tráfico internacional de alimentos. Desde ese momento, y en lo sucesivo con la profundización en esas tendencias, la depauperación de ciertos sectores populares en Libia estaba servida.     En efecto, carestía y problemas adquisitivos obedecían a causas en última instancia fraguadas dentro del perímetro imperialista (el capitalismo decadente intentando contrarrestar su crisis de rentabilidad a base de concentrar capitales en la especulación con mercancías de nula Elasticidad de demanda, como semillas, abonos y alimentos)....

“Libia ya no existe, se ha somalizado”...

Entrevista a Angelo Del Boca, historiador del colonialismo italiano y uno de los máximos expertos internacionales en Libia. Hay que agradecérselo a la OTAN y a EEUU por aquella aventura bélica, que también entonces la despacharon como “humanitaria”   ¿Como juzga el secuestro por parte de las milicias armadas del primer ministro libio Ali Zeidan, posteriormente liberado? Es un choque de poder. Es parte del caos en el cual ha caído Libia tras la guerra de la OTAN, que depuso sangrientamente a Gaddafi. El secuestro no me sorprende en absoluto. El año pasado, cuando iba a ser primer ministro Anwar Fekini, figura emergente de la oposición en el exilio (y nieto de Mohammed Fekini, protagonista de la revuelta contra la ocupación italiana), intenté disuadirle. Fue reticente ante mi sugerencia, pero recientemente me dio las gracias diciéndome: “Me has salvado la vida.” ¿Que ha ocurrido en Libia desde la muerte de Gaddafi, en octubre de 2011, hasta hoy? Ha ocurrido un fenómeno de proliferación de las milicias armadas. Según estimaciones de los servicios de inteligencia estadounidenses son más de 500 y muy temibles. La propia Casa Blanca, que proporcionó aviación a estos insurgentes, se dio cuenta de ello con dolor el 11 de septiembre de 2011 cuando los yihadistas atacaron el consulado de EEUU en Bengasi asesinando al embajador norteamericano Chris Stevens y a otros tres altos funcionarios estadounidenses. Entre las milicias el peso de los yihadistas es muy fuerte. Y después de la reciente captura por parte de las fuerzas especiales norteamericanas del presunto representante de Al Qaeda, Abu Anas-Al Lybi, muy visible en el movimiento libio, ha saltado la “respuesta” de las milicias más islamistas. Estas le dicen –de modo creíble- a Washington: habéis hecho una detención arbitraria, contra nuestra soberanía. El día anterior...

Evento en Barcelona/ LIBIA: Tragedia y Resistencia contra la “rebelión” imperialista...

Viernes 18 de Octubre, 19:30 horas, Calle Fluvià nº 210, Bajos Interior, Barcelona   En el Local Social de La Verneda/Sant Martí. METRO L-2, BAC DE RODA     LIBIA: TRAGEDIA Y RESISTENCIA CONTRA LA “REBELIÓN” IMPERIALISTA Gaddafi sigue vivo en el corazón de los que no se rinden   Uno de los mantras de nuestra apática sociedad dice que todos los líderes son lo peor y que no vale la pena confiar en ellos. ¿Se creerá alguien original cuando lo repite? A una sociedad servil con el imperialismo le interesa un ser humano débil y desvalorizado. Se trata de alentar el individualismo y desalentar cualquier ilusión por lo social. Allí se va generando una retórica popular que recita sus tópicos como si fueran un ejemplo de la libertad de pensamiento individual. Muchos de estos tópicos pasan por denigrar y convertir en tabú a culturas diferentes y a proyectos sociales diferentes. Un claro ejemplo de tabú en occidente ha sido y es la figura del Coronel Gaddafi. La demonización de Gadafi empezó antes de la invasión de Libia, para preparar a la opinión pública para la aceptación de la guerra. El Coronel Gaddafi dedicó su vida a su nación. Libró a Libia de la dictadura del rey Idris, además lo hizo sin derramamiento de sangre. En 40 años llevó al país a convertirse en un paradigma de calidad de vida, de desarrollo y de cohesión social. En 2009 Gaddafi fue elegido presidente de la Unión Africana, con planes igualmente ambiciosos para el continente, que partían de lograr la independencia económica a través de la implantación de una moneda única para toda África. El próximo 20 de octubre se cumplirán dos años del asesinato del Coronel Gaddafi a manos de mercenarios de la OTAN. A...

Siria, el nuevo orden criminal y la basura de Occidente...

Llevamos semanas asistiendo al intento desesperado de la administración Obama de crear las condiciones de un ataque contra Siria. Y lo de “contra Siria” es importante recalcarlo, porque cuando se habla de atacar al “régimen sirio” nadie con dos dedos de frente puede esperar un bombardeo selectivo de un puñado de objetivos militares que -abracadabra- produzca un cambio de gobierno. Hagan un repaso a todas y cada una de las “intervenciones humanitarias” impulsadas por EEUU… … Arrasarían ciudades, pueblos, carreteras, puentes, fábricas y lo que les diera la gana. Como siempre, miles de civiles asesinados. Los medios de vida de los supervivientes serían destruidos. Es el pueblo el que paga. Ese pueblo sirio al que todos dicen querer ayudar librándole de su gobierno, aunque las propias encuestas de la ONU digan que el 70% de la población prefiere ese gobierno –simpatice o no con él- al futuro que llega de la mano de mercenarios y yihadistas extranjeros. Ninguno de esos datos y ninguna de esas razones es motivo de celebración, pero la más criminal de todas es siempre (repetimos: SIEMPRE) la que acaba apoyada por la OTAN. Ahora bien. En esta ocasión hay algo diferente. Ya no vemos la rápida determinación que mostró Bush en 2001 para invadir Afganistán o en 2003 para destruir Irak. Tampoco la misma velocidad a la que Obama consiguió una coalición para matar a miles de civiles en Libia, muertos que “ya no tienen que soportar ninguna dictadura”, a diferencia de los millones de saudíes, bahreiníes, qataríes… que viven bajo el integrismo medieval. Para que los EEUU se metan en esta chapuza sólo hay una explicación: hace tiempo que no son la sombra de lo que fueron, en la región y en el mundo. De ese mundo unipolar del “fin de la historia” ya no quedan ni las cenizas, como demuestra el hecho de que nadie acompañe las...